Ayashi no Ceres

Comparte este artículo en:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...

Ayashi-no-Ceres

Creada por la gran Yu Watase (Fushigi Yuugi), Ayashi no Ceres es una historia que junta al manga shojo con la ciencia ficción, acción y una gran historia épica japonesa.

Ayashi No Ceres se sitúa en una japón actual, donde dos hermanos, Aya Mikage (la rubia de la foto a la izquierda) y Aki Mikage, su hermano gemelo, (el rubio) se encuentran bajo el misterio que domina la familia Mikage.

La historia empieza en el cumpleaños de 16 de Aya, cuando sale con su hermano y amigos a caminar por Tokyo y festejar. En medio de la salida van con una predicadora del futuro, esta la dice a Aya, “En tu futuro, vas a caer bajo el control de la estrella de la oscuridad, veo sangre furia y tristeza. La destrucción del equilibrio de todo en este mundo, en el día que la decima sexta estrella y la luna se crucen, el tiempo destinado vendrá”. Aya queda sorprendida por la fortuna suya y no entiende nada.

Todo era color rosa hasta que llegan a un puente en una intersección, un hombre roba a una mujer, Aya intenta detener al hombre y este la tira del punte, mirá al piso que cada vez se acercaba más rápido y unas imagenes pasan por su mente, allí empieza a caer más lento mientras es cercada por una luz, cuando aterriza parada en la calle un auto se dirigía a ella, es entonces cuando hace la aparición un joven que la salva. Aya queda en shock y mira al joven, cuando escucha que su hermano se acerca se para y le presenta al hombre que la salvo, pero este desapareció misteriosamente…

Aya y Aki vuelven a su casa, allí su padre les dice que tendrán una reunión en la casa de su abuelo para festejar el cumpleaños de 16 de Aya al día siguiente.

El día de la fiesta llegó y Aya y Aki van a la mansión de su abuelo, allá ven como llegan todos sus familiares, todos vestidos de traje, entran a la mansión y llegan al comedor, allí se encuentran con una mesa larga en la cual estaban sus familiares sentados, todos con un aire tenebroso… los gemelos se sientan en el extremo de la mesa, preguntándose por qué había tanto suspenso. Les acercan a los gemelos una caja negra, Aki abre la caja rápidamente, y ven una mano de piedra dentro. Aya empieza a tener las mismas visiones que tuvo cuando caía del puente y aún peores, cuando vuelve en sí, mira a su lado y ve a su hermano lastimado y ensangrentado, Aya lo sostiene y pide ayuda a sus familiares, pero ni siquiera su padre le ayuda. Su abuelo detiene sus plegarias, y le dice que Aki no morirá, la única que morirá es Aya, porque ella es una descendiente de Tennyo (ser lengendario y perfecto) con una ira terrible contra la familia Mikage y destinada a destruirla.

LA LEYENDA

Según cuenta la leyenda, había una vez en un bosque un leñador q talaba y juntaba pequeños pedazos en pilas, un día un venado era perseguido por un cazador, el venado se encontró con el leñador y le pidió ayuda, este le dijo que se escondiera detrás de la pila de árboles que había talado, así hizo el venado y se salvó del cazador. El venado muy agradecido le preguntó que podía hacer él por el leñador, y el leñador le pidió que le consiguiera una mujer tan hermosa que lograra la envidia de todos, el venado le dijo que fuera a las cascadas de la montaña y que robara uno de los hagamoros (ropas celestiales de tennyo) de tennyo, el hombre va a las ascadas de la montaña y ve a estas hermosas mujeres bañandose, mira a un costado y ve sus ropas tiradas, roba una de estas y desaparece.

Las tennyo terminan de bañarse y se visten, una no encuentra sus ropas divinas entonces no puede volver a su hogar en el cielo, así se queda en la tierra buscando su hagamoro, el hombre hace su aparición y es cuestionado por el hagamoro por Ceres (en la historia Ceres es la tennyo que queda en la tierra por siempre), el leñador dice no saber nada y le dice que la hará su mujer, así tennyo y el leñador tienen hijos y viven varios años bajo el mismo techo -aún cuando Ceres sabía que leñador tenia su hagamoro-, hasta que un día tennyo le pide a su marido que le muestre su hagamoro, aunque sea por una sola vez, que ella no iba a engañarlo, entonces el leñador se lo enseña sin problemas. Tennyo agarra el Hagamoro y se lleva a sus hijos al cielo, dejando al leñador solo.

Comentarios

comentarios

Comparte este artículo en: